La guerra por el agua de la comunidad del Valle del Choapa en contra de Minera Los Pelambres (Coquimbo, Chile)

Enfrentamientos en Salamanca, Valle del Choapa. Foto salamancachile.cl

La minera Los Pelambres, de propiedad del grupo Luksic, está enfrentando un duro escenario en el Valle del Choapa, región de Coquimbo. Esto tras años de operaciones en la zona, desde su implementación en 1999, la minera ha mantenido enfrentamientos y “diálogos” con diferentes localidades de dicha zona. Cuando su primer tranque de relave, “El Chinche”, se agotó, procedieron a instalar el Tranque “Los Quillayes” en la zona alta del valle en el sector de Cuncumen. El relave “Los Quillayes” se agotó (nuevamente) muy pronto – en menos de dos años ya estaba a máxima capacidad – por lo que este fue cerrado con “participación” de la comunidad, o mejor dicho, participación de las autoridades locales y regionales. Así, la minera buscó un nuevo tranque esta vez en la localidad de Caimanes, instalando el tranque el Mauro que agotó y contaminó las aguas del estero El Pupío. La comunidad de Caimanes llevó a cabo una larga y dura lucha judicial, la cual finalmente ganó con un fallo histórico de la 4ta sala de la Corte Suprema, la cual el 21 de octubre del 2014 ratificó el falló en favor de Caimanes y exigió a la minera devolver el cauce natural de las aguas del Pupío (ver fallo).
La historia y huella de Los Pelambres es larga y extensa, los efectos de sus operaciones han lacerado fuertemente al valle del Choapa, en los que se incluyen la apropiación y monopolio de los derechos de agua que han afectado gravemente a la agricultura en una zona en donde el agua es bien escaso y preciado. Es esto último lo que prendió la chispa que está incendiando la pradera.
La Minera ingresó en la DGA (Dirección General de Aguas) una nueva petición de derechos de agua, lo que despertó las alarmas en la zona. Esto porque hace 2 años atrás la Minera se comprometió con la comunidad a instalar una Planta de Desalinización – ocupando agua de mar – para su proceso productivo, de ese modo se evita el agotamiento de los recursos hídricos, ya escasos en la zona, y se detiene la la devastación que ha llevado adalenate Los Pelambres de su operación en marcha hace ya casi 15 años.
Represión en el Valle del Choapa

“Nunca vimos tantos carabineros acá en la zona, carros blindados, GOPE, FFEE, acá esto no es algo normal”. Es parte del relato que uno encuentra con bastante facilidad en el Valle del Choapa. Y no es menor, el Valle se caracteriza por su tranquilidad y pasividad. La vida se ha desarrollado al ritmo de la agricultura, la industria vinícola, comercio local y desde hace algunas décadas, las faenas mineras, estas últimas son las que han ido cambiando esta tranquilidad y amenazan el bien mas preciado: el agua.
Caimanes ha mostrado al país que las comunidades no importan para las autoridades. La comunidad logró un fallo histórico de parte de la instancia máxima de la justicia – Corte Suprema – y, a pesar de que aquello ocurrió en octubre del 2014, hasta ahora la minera no ha acatado ni piensa hacerlo. Sin embargo ha contado con el apoyo irrestricto del gobierno central quien ha enviado gran contigente de FFEE de carabineros para resguardar las faenas de la empresa.
Es ante este hecho que la comunidad más al norte del Valle del Choapa, hacia Salamanca, se ha levantado en contra de minera Los Pelambres. “No queremos ser un nuevo Caimanes en el Valle” dice el dirigente de Salamanca, Ismael Maldonado, en conversación con Radio Villa Francia.
“Son pésimos los dias que estamos viviendo, vamos por el séptimo día, en donde no hemos sido escuchados… con personas heridas, detenidas, con enfrentamientos y las autoridades no se han pronunciado. Localidades que se están defendiendo, quiero ser claro en esto, defendiéndose de la represión, en localidades como Cuncumen, Llimpo, Batuco, Tranquillo, entre otras, contra guanacos, zorrillos, FFEE… todo esto mientras la prensa está mas preocupada de lo que pasa con Jhendelyn Nuñez”.
El dirigente relata como en un consultorio, mientras estaban constatando lesiones a algunos de los detenidos, fue amenazado por un teniente de las FFEE de carabineros, quien le señaló que conocían la dirección de su casa y su familia. En este contexto y ante los hechos de violencia vividos, como organizaciones de Salamanca hicieron pública una declaración (ver declaración).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: