Argelaga #7, Revista Antidesarrollista

EDITORIAL:

  • Ni de Vuestra Guerra, Ni de Vuestra Paz

ARTÍCULOS:

  • Una Crítica Libertaria de la Izquierda del Capitalismo, de Miquel Amorós, es una reflexión nacida al calor de una gira por el sur de Francia en torno a la emergencia de las nuevas clases medias y a sus consecuencias sociales y políticas. Producto de la racionalización de la economía, las clases medias son estratos asalariados que ocupan un lugar intermedio en la pirámide social y mantienen unos prejuicios ideológicos específicos, una manera de pensar propia, absolutamente desligada de la antigua conciencia de clase proletaria. Mientras el capitalismo garantizó su “bienestar”, dichas clases fueron la base más sólida del sistema de partidos, la partitocracia. Cuando el capitalismo tocó techo y se dispuso a sacrificarlas, las clases medias reaccionaron dando impulso a nuevos partidos, en los países que mejor habían resistido a la crisis, antieuropeístas y extremistas de derecha; en los demás, ciudadanistas e izquierdistas. Son estos últimos los que aquí se analizan como izquierda capitalista. En ningún caso es cuestión de anticapitalismo. Los libertarios han de desmarcarse de quienes aspiran a reforzar el régimen partitocrático en lugar de abolirlo, llevando la lucha social por caminos rupturistas, desde los cuales establecer las líneas fundamentales de una sociedad desestatizada y descapitalizada.
  • La Normalización Turística del Tiempo Libre, de Rodolphe Cristin, es un breve artículo que plantea la relación inicial entre una reivindicación obrera (las vacaciones) y una modalidad de viaje únicamente practicada hasta entonces por la burguesía (el turismo). El capital no podía dejar el ocio de las clases medias y populares a la buena de dios, siendo como era una oportunidad de negocio. Con la disponibilidad de tiempo libre y dinero contante nació la industria turística, destinada a intervenir en la vida cotidiana de las masas y capitalizar tanto grandes espacios naturales como escenarios urbanos con historia.
  • Pomes Podrides? Els Negocis de la Corrupció i de la Indústria Immobiliària, de Eliseu Casamajor, publicado inicialmente en el dosier “Tot Inclòs” correspondiente al verano del año pasado, verdadero testimonio de la lucha en las Islas Baleares contra la destrucción territorial ocasionada por el turismo masificado. El trabajo trata de la relación entre los diversos intereses privados movilizados por el turismo con la corrupción administrativa, policial y política.
  • Cabanyal, Símbol del Canvi?, del Grup Aürt, es un capítulo del folleto “De la prolongació a la gentrificació”que trata de la culminación en Valencia de las dinámicas de renovación capitalista del espacio urbano. Si en una primera fase industrial las ciudades se redefinen morfológicamente en torno a la producción y al comercio exterior, en una segunda fase de predominio del sector terciario, las plusvalías generadas dependen más de la especulación inmobiliaria y del consumo de masas que de la actividad fabril y la exportación agraria. La gentrificación de las urbes posmodernas —sustitución de la población antigua por otra de mayor poder adquisitivo, la “gentry”— tiene tres momentos. En un primer momento, la población trabajadora que ocupaba los centros históricos y las barriadas típicas va siendo desplazada hacia la periferia, instalándose en los bloques construidos para la ocasión. En el segundo, los barrios abandonados son ocupados por población marginal y dejados a la buena de dios por las autoridades ciudadanas, provocando voluntariamente un deterioro que conduce a la demolición. La desvalorización máxima de los lugares constituye un paso obligatorio para la confección de una imagen de “marca”, fruto de la confluencia de las fuerzas vivas: financieros, constructores, especuladores inmobiliarios, políticos, artistas y animadores culturales. Tercer momento: con los barrios museificables bajo control, se desarrollan operaciones destinadas a capitalizar de nuevo el espacio ciudadano, que deja de ser un espacio vecinal, público y gratuito, para convertirse en un lugar impersonal y acondicionado, destinado a los turistas, a la clase media profesional, a los estudiantes, a los artistas patentados y a los consumidores.
  • Empleos de Mierda, de David Graeber, un famoso antropólogo, activista social y anarquista americano. El artículo causó sensación en los medios libertarios del mundo, aunque en el estado español no es conocido, lo que nos ha decidido a publicarlo. Con sentido del humor nos explica porqué a pesar del desarrollo tecnológico habido las personas trabajan más si cabe que antes. Proliferan todo tipo de trabajos, especialmente los inútiles, y el tiempo malgastado en futilidades prolonga las jornadas laborales. Es como si el sistema capitalista no pudiese tolerar a una humanidad con demasiado tiempo libre. El trabajo es necesario no para subsistir, sino para poder consumir objetos inútiles y posibilitar unas ganancias sin las cuales la clase dominante no podría asegurar su poder. De eso se trata, de que la humanidad se parta el lomo trabajando innecesariamente para que todo siga como está.
  • La Contratendencia Ocultada, de Corsino Vela, es un pequeño fragmento del libro La Sociedad implosiva (Muturreko Burutazioak, 2015) cuya lectura recomendamos, que analiza la cuestión de género desde la óptica de la teoría del valor, una lectura particular de El Capital de Marx hecha entre otros por Moshe Postone, Anselm Jappe y el grupo alemán Krisis que se ha revelado algo fructífera, aunque lastrada por un objetivismo excesivo y una inclinación de sus epígonos a convertirla en una especie de fórmula buena para todo. El texto señala la explotación disimulada (y subsumida) del trabajo de la mujer en tanto que esposa, hija o compañera, en tanto que contratendencia del dogma marxista de la baja tendencial de la tasa de beneficio, tocando a su fin en la época actual, cuando la mujer es abiertamente explotada como asalariada.
  • Latinoamérica Hoy, de Argelaga. Es el resultado de un viaje a Uruguay y Argentina del equipo redactor de la revista, hecho con documentación previa, comprobaciones in situ y balance final. Se constata la victoria contra el neoliberalismo conseguida por partidos y frentes de izquierda que abandonaron la lucha social por las contiendas electorales. Sus triunfos les permitieron ocupar instituciones y crear empresas públicas desde donde aplicar y financiar políticas sociales al calor de una retórica de liberación un tanto fuera de lugar. Dicha política no obedecía a anticapitalismo alguno, antes bien se aprovechaba de una demanda mundial creciente de materias primas, dando un salto adelante en la globalización. La alianza con el capital transnacional consolidó a la nueva burocracia como sector específico de la clase dirigente, con intereses propios, clientelismos y corruptelas. Sin embargo, las bases de clase empezaron a flaquear por culpa de una crisis de la demanda que indujo a trasladar los gastos de mantenimiento del aparato institucional a las clases populares, perdiendo así la mayor parte de sus apoyos. Un paso adelante en la extracción y enajenación de recursos tuvo la virtud de levantar una oposición en nombre de valores comunitarios, verdaderamente ajenos a los del desarrollismo de las elites. La componen agricultores, en gran parte indígenas, que han conservado su identidad y su cultura, asociándola a la defensa del territorio, hoy por hoy el conflicto mayor desde el cual ha de formularse un anticapitalismo verdadero.
  • ¿Pan para hoy? El Extractivismo Contra los Indígenas, de Antonio Pérez. Alegato en favor de los indígenas, hecho por un antropólogo con amplio trabajo “de campo”. Denuncia no solamente de la destrucción del territorio habitado por indígenas, sino del genocidio cultural y de la expropiación genética, del saber y conocimiento ecológico, de su espiritualidad y su arte. Denuncia igualmente de la reducción de la causa indígena a conservacionismo, ideología de oscuros orígenes, mediante la creación de parques nacionales, fruto de un paternalismo estatista que transforma la amenaza de exterminio en un mero problema medioambiental. El extractivismo es la forma actual con la que se presenta la sociedad industrial ante el mundo aborigen. La explotación total de la Naturaleza como suprema muestra de su humanización. Un indígena lo vería justo al revés: la Humanidad y la Naturaleza eran uno. La deshumanización empezó cuando se separaron.
  • La Invasión de los Residuos, de Miguel Amorós, es una contribución a la lucha contra el proyecto de planta de incineración de restos animales a construir en La Pobla del Duc. El texto presente es la traducción de la charla en lengua valenciana que el autor impartió en la sala de reuniones del ayuntamiento de Otos, pequeña gran población muy determinada a oponerse a los intereses políticos y económicos que promueven la planta. El autor se limitó a situar el conflicto en el marco de una pérdida general de autonomía del espacio agrícola a favor del expansionismo urbano, la forma espacial del turbocapitalismo moderno, donde las actividades contaminantes son más rentables que los cultivos de alimentos sanos. La relación de dependencia del campo con la ciudad no se podrá cambiar por una de interdependencia si la actividad humana sigue aferrada a la producción de beneficios privados en lugar de priorizar los intereses colectivos. El acto sirvió para un debate fructífero sobre la línea a seguir en defensa del valle.
  • Fukushima: Cogestionar la Agonía, de Nadine y Thierry Ribault, los autores de un revelador libro de la Encyclopédie des Nuisances titulado Los santuarios del abismo. Crónica del desastre de Fukushima, editado en España por Pepitas de Calabaza. El artículo denuncia la operación estatal de convertir las víctimas del desastre en cogestoras del mismo, mediante mecanismos de participación cívica. Una multitud subvencionada de grupos ciudadanos, redes altruistas, ONG y sospechosa fundaciones trabajan para que los afectados se queden y gestionen el proceso mismo de su degradación física, habituando la población a convivir con altas dosis de radioactividad como la cosa más normal del mundo. En lugar de irse del lugar y rehacer su vida lo más lejos posible, parece que lo más políticamente correcto sería autogestionar la catástrofe, que es lo que el Estado nipón quiere, la solución más barata y más eficaz de asegurar el orden nuclear establecido.
  • En la Espiral de la Energía. Comentarios, amplia glosa del libro póstumo de Ramón Fernández Durán hecha por nuestro colaborador José Ardillo. En la última parte de su vida Ramón elaboró un punto de vista histórico-ecológico original, con el que da una perspectiva más lúcida a temas como la crisis energética, la crisis de los cuidados y el declive de la civilización industrial. Ramón advierte sobre la tentación constante de dejarse absorber por las instituciones, algo que no parece importar a Emilio Santiago, alumno aventajado del neoestalinista Riechman, el primero en fusilar su libro para dar forma a una formidable deyección titulada No es una estafa, es una crisis (de civilización). Es especialmente vomitivo pues se trata de una propuesta de disolución del movimiento anarquista en la movida ciudadanista mucho más elaborada que la que realizó en su día Apoyo Mutuo. Emilio es un tiburón de la FUHEM, fábrica subvencionada con fondos europeos dedicada a la preparación de cuadros especialistas en la gestión de la miseria ambiental y el reciclaje ideológico de activistas extraviados en el antiestatismo. Dentro de la renovación de la socialdemocracia emprendida por el partido Podemos, nuestro ideólogo columbra una fusión entre el gueto autónomo y libertario con las instituciones estatales. Una iniciativa más que sospechosa, pues hasta el menos despierto de los militantes sabe que “no se puede” reformar el Estado.
  • Técnicas Autoritarias y Técnicas Democráticas, corresponde a un discurso pronunciado por Lewis Mumford en Nueva York, en 1963, dentro de una serie de conferencias tituladas “Retos a la democracia en la próxima década”. Mumford es el autor más influyente en el antidesarrollismo, un clásico pues del pensamiento crítico. Cuando habla de “democracia” lo hace “en el sentido primario”, es decir, le da un contenido que la hace equivalente a lo que llamamos “comunismo libertario”. Así que cuando leemos “democrático” deberíamos pensar en “autónomo” y “comunitario”. Bajo el concepto de “tecnología” coexisten dos realidades paralelas. Una centrada en el ser humano, derivada del uso de herramientas antiguas, en la base de culturas agrícolas comunistas. Otra más moderna, centrada en el sistema de poder, derivada de la observación científica, la innovación técnica, la centralización y el control social. Si la primera se caracteriza por la producción en pequeña escala, donde la habilidad manual y la energía animal son preponderantes aunque no se excluyan las máquinas con tal de hacerse un uso discreto de ellas, la otra se define por el uso masivo de mano de obra esclavizada, la organización militar y la concentración de poder. Hasta ahora ambas tecnologías habían coexistido, aunque el autoritarismo había salido ganando. Mumford avisa de la amenaza de una suplantación total de una por la otra, con unas consecuencias horribles en el caso de hacerse efectiva. Un mundo autoritario e infeliz emergerá sin cortapisas “democráticas” que lo moderen.
  • André Prudhommeaux. Principios de Autonomía, de José Ardillo, que nos presenta la figura revolucionaria de Prudhommeaux desde una óptica poco conocida, la de un personaje preocupado por la tierra, la agricultura familiar y la agresividad de las industrias. De él habíamos leído sus opúsculos Spartacus y la Comuna de Berlin Cataluña 1936-37 ¿Adónde va España? Su militancia primero en el comunismo de consejos y luego en el anarquismo, a sí como su compromiso con la Federación Anarquista de Lengua Francesa y la revolución española nos incitan a saber más de él y de su compañera Dori, cosa que éste trabajo cumple con precisión. No obstante nosotros resaltaríamos su nacimiento en el familisterio de Godin, en la ciudad belga de Guisa. Se trata de un experimento fourierista de larga duración, puesto que empezó a construirse en 1862, en tiempos de Marx y Bakunin, y la sociedad fue disuelta en 1968, más de cien años después. Es un caso especial de fourierismo aplicado, debido a la iniciativa de un inventor de aparatos para el hogar de gran talento, Jean-Baptiste Godin. Era una verdadera ciudadela obrera, tolerante y autodisciplinada, donde un cómodo alojamiento, unas costumbres de trabajo y administración colectivas, una sociabilidad ejemplar y una curiosidad por todo dieron lugar al islote socialista más estable que se ha conocido.
  • Cuatro Hojas Uruguayo Argentinas, recogidas entre muchas otras durante nuestra estancia en Montevideo y Buenos Aires y Rosario, son una muestra de una reorientación de la lucha social hacia la defensa de modos de vida autónomos y usos comunes del territorio frente al agronegocio, el extractivismo y las leyes permisivas. El conflicto “de clases” enfrenta ahora a los habitantes que huyen o aspirar a escapar de las conurbaciones contra las multinacionales mineras, petroleras, químicas y agroalimentarias, ampliamente respaldadas por los gobernantes y asociadas a los Estados. La reivindicación central, la decisión libre de la población plantea la única salida digna del conflicto: la autoorganización social.
  • Cartas y Papeles Desde la ZAD es una perfecta ilustración de la actualidad de la Zona a Defender de Notre Dame des Landes, en la periferia de la conurbación francesa de Nantes, la experiencia más importante e inteligente de ocupación autogestionaria y defensa colectiva de los últimos tiempos. Nos muestran que el poder representado por el Estado y la multinacional Vinci ensaya una táctica de judicialización del conflicto, tras haber fracasado en sus sucesivos intentos de desalojo violento, primero directos, por medio de los gendarmes y la policía antidisturbios, y después mediante la subcontratación de explotadores agrícolas fascistas y demás gente de la extrema derecha en las tareas represivas. Los pobladores de la ZAD aprovechan ahora las incongruencias de las sentencias judiciales para dilatar los plazos, mientras coordinan sus fuerzas de cara a una resistencia colectiva que en repetidas ocasiones se ha mostrado capaz de impulsar concurridas manifestaciones. Estamos no sólo ante un hecho histórico de gran trascendencia, sino ante una realidad política diferente, la autonomía, o como dicen algunos zadistas, “la capacidad colectiva para decidir nuestras propias reglas”.

NOTICIAS BREVES:

  • La Contaminación, Principal Factor de Riesgo en el Mundo Moderno
  • Tercera Huelga General Contra la Reforma de las Pensiones de Syriza
  • El Chavismo Estrecha Lazos con el Gran Capital
  • Anarquismo Callejero, Combativo y Solidario en Gran Canaria
  • Movilizaciones Contra el Metro de Donosti

RESEÑAS:

  • Amor Nuño y la CNT. Crónicas de Vida y Muerte
  • Los Perseguidos. La Guerrilla Libertaria Cordobesa de Los Jubiles
  • Caerán Bajo la Espada. Higinio Carrocera, La Lucha de un Anarquista
  • Por Sólo Veinte Centavos. La lucha Contra el Aumento del Transporte en Brasil
  • Novela Autobiográfica
  • Istmeño, Viento de Rebeldía: un Documental de Resistencia al Despojo
  • El Ejército Negro. Un Bestiario Oculto de América

PROYECTILES:

  • ¡Contra la Privatización de la Sanidad, Derogación de la 15/97!
  • No a la Planta de Residus Animals
  • “Delenda est Cultura” (Empezando por los Titiriteros)
  • La Peste Ciudadana. La Clase Media y sus Pánicos
  • Contra un Destino Inaceptable. ¿Por qué el Antidesarrollismo?
  • De la Caspa en el Medio Libertario
  • Ley Mordaza: la Ley 1984
  • Pandora Convergente. El Estado Soberanista y sus Enemigos Auténticos
  • Gran Triunfo Municipal del Ciudadanismo y Revelación de su Valor Efectivo
  • Carta de los Habitantes de la ZAD a los Habitantes de las Aldeas Próximas
  • Manifiesto: ¡Parad el TAV Ahora!

Editorial#7

 

Revista argelaga

 

PEDIDOS:

Virus editorial
http://www.viruslibreria.net/
info@viruseditorial.net

La Malatesta
http://www.lamalatesta.net/
info@lamalatesta.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: