PRONUNCIAMIENTO de la Unión de Asambleas Patagónicas en apoyo a la Pu Lof en Resistencia Cushamen

PRONUNCIAMIENTO de la Unión de Asambleas Patagónicas en apoyo a la Pu Lof en Resistencia Cushamen
Furilofche, Puel Mapu
San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro
Cuenca Currú Leuvú
We Cuyen
19 de junio de 2016
Las Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen llevan adelante un proceso de recuperación territorial en el sector Vuelta del Rio, Leleque, Ranquil-huao, Ruta 40, en el cruce con el camino de acceso a El Maitén, Curra Mapu, Puel Huili Mapu. Desde el 13 de marzo de 2015, ejercen control territorial efectivo dentro de los predios usurpados por el magnate terrateniente italiano Luciano Benetton, a través de su corporación, la Compañía de Tierras del Sud Argentino S.A.
El proceso se lleva adelante enfrentando con legitima autodefensa la brutal represión de los distintos grupos de las fuerzas armadas del poder hegemónico que ejerce Benetton sobre tierras que adquirió a la burguesía terrateniente nacional, a su vez adquirida a representantes del Imperio Británico. Tierras que, previamente, fueron “moneda de cambio” para financiar la operación de ocupación militar del Puel Mapu, denominada “Conquista del “Desierto”, que se tradujo en un genocidio que persiguió el aniquilamiento de Pueblo Mapuche, despojándolo de sus territorios para fundar la condición colonial del Estado de Argentina, negando históricamente la deuda interna que posee para con los pueblos originarios de los territorios que usurpó.
Definitivamente, hoy en día, la persecución al Pueblo Mapuche reviste un carácter político, pues, la recuperación territorial de comunidades forma parte de su reconstrucción histórica, cultural y espiritual de la cosmovisión milenaria de un pueblo, que para sobrevivir necesita recuperar la tierra, con una expresa necesidad de retornar al territorio ancestral: El hecho manifestado claramente es el volver a la tierra como una necesidad del ser Mapuche (Gente de la Tierra).
Este proceso de recuperación cuestiona fuertemente la centralización de la tierra en propiedad extranjera, el extractivismo, la destrucción del territorio, la apropiación de los bienes comunes y su saqueo depredatorio; así como la violencia que el Estado terrorista ejerce para asegurar los intereses del capital corporativo global, proyectadas en estos espacios sagrados.
La reconstrucción de la identidad Mapuche es un proceso de sanación de la Memoria y Justicia de un pueblo que enfrentó el despojo territorial que arrinconó a su población, mayoritariamente en la periferia de las ciudades, con el destino de transformar a la Gente de la Tierra en mano de obra barata y en los sectores más marginados y oprimidos de la sociedad.
La población Mapuche en el territorio, a su vez, fue empujada a habitar las tierras más improductivas, sobre terrenos rocosos y arenales, mientras las estancias de terratenientes como Benetton, tienen las pasturas, las vertientes, las nacientes de los ríos, los arroyos, los bosques y los lagos. Esta condición de marginación y despojo, condena al Pueblo Mapuche a una profunda y sistemática pobreza estructural crónica.
La recuperación territorial Mapuche significa la ocupación del territorio, bajo preceptos culturales y espirituales, armonizadores para con la Naturaleza, en clara oposición a quienes solo ven la Tierra como un recurso económico y no como una fuente de vida, cultura y espiritualidad. Mientras que Benetton tiene los derechos para la explotación minera, lo que significa saqueo y contaminación del aire, la tierra y el agua del río Chubut; la Comunidad que recupera el territorio, lo protege, ya que concibe sagrada a la tierra. En este sentido, desde las Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, se invita a los mapuches que no pertenezcan a la comunidad, a ocupar el territorio, exigiendo que los terratenientes sean expulsados.
La corporación de los Benetton concentra casi un millón de hectáreas, quedando para los pueblos originarios de estos territorios solo la miseria. La propuesta de volver al territorio es definitivamente, entre otros fines, terminar con la condición de pobreza de las comunidades.
La intervención del Estado, hasta el momento, ha sido represiva. La implementación del modelo extractivista, definitivamente moviliza a un llamamiento por recuperar el territorio, ya que posterior a su destrucción, los altos niveles de contaminación dificultarían fuertemente este proceso.
La represión (incluso con balas de plomo), los violentos e ilegítimos allanamientos y la detención de hermanos y hermanas Mapuche en su propio territorio (en autos particulares sin patente); el maltrato, tortura y discriminación, la actual reclusión de presos políticos Mapuche, etc. son claras muestras de que el proceso de ocupación militar del Wall Mapu es un proceso histórico que continua llevándose a cabo en la actualidad. Es un hecho público y notorio que el Estado es el primer terrorista, operaciones de espionaje y represión así lo evidencian. Se ponen los mecanismos del Estado judicial, ejecutivo y policial al servicio de Benetton, faltando al deber que tienen asignado por ley, de respetar la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT, de respetar los derechos ancestrales de los pueblos originarios, que incluso son reconocidos por la propia legislación del Estado invasor.
Durante la última represión a las Pu Lof en Resistencia del Dpto. de Cushamen, las fuerzas armadas del Estado y de Benetton, ni siquiera le permitieron ingresar a una madre a su casa con su pequeño recientemente nacido para cambiarle los pañales y la ropa. No permitieron que buscaran abrigo, alimento o leña para pasar las frías horas con más de -8° C (ocho grados bajo cero). Estos son botones de muestra que evidencian la manera en que el Estado trata a las comunidades de Pueblos Originarios.
Quedó detenido Facundo Jones Huala, weichafe (guerrero) y longko Mapuche, perseguido y ahora preso político del Estado, tanto chileno como argentino, por haberse comprometido en la defensa activa del Ngen Mapu Kintuante y la Naturaleza del Río Pilmaikén (Gulu Mapu -Chile-) y de los Pu Ngen (fuerzas de la Naturaleza) de Curra Mapu, Puel Huili Mapu, en la recuperación territorial del Dpto. de Cushamen. El juez dictó la prisión preventiva por 60 días como medida cautelar, de esta manera cumple su detención en la Unidad Penitenciaria Federal Nº 14 de Esquel.
La comunidad reivindica un reclamo territorial históricamente desoído: LA RESTITUCIÓN DEL TERRITORIO ANCESTRAL, que hoy latifundistas concentran y pretenden destinar a la explotación y depredación de la Ñuke Mapu (Madre Tierra), ejerciendo, en consecuencia, el derecho a habitarlo, mediante la legítima RECUPERACIÓN TERRITORIAL.
El conflicto territorial del Pueblo Nación Mapuche se agudiza, a través de las generaciones, por la naturaleza misma del despojo, de los encarcelamientos, torturas y el genocidio al que históricamente fue sometido. Y hoy, ese terrorismo de Estado, se reencarna nuevamente en genocidio, a través de la implementación de una matriz extractivista, que destruye los territorios y la vida en ellos.
Hoy una de las tantas propuestas del Pueblo Mapuche que surgen de lo profundo del Wall Mapu, es recuperar el territorio ancestral y con ello la reconstrucción de su tejido social, cultural y espiritual de las lofche (comunidades) que lo habitan. Es este un reclamo de Justicia, una Justicia que dé lectura a la historia, una Justicia que encamine a las y los Mapuche a la liberación de la opresión del capitalismo corporativo globalizado.
En razón de lo expuesto, exigimos la inmediata absolución y liberación de Francisco Facundo Jones Huala y de cada uno de los hermanos y hermanas perseguidos y apresados por el Estado, por responder a la invisibilización y opresión histórica del Pueblo Nación Mapuche. Responsabilizamos a la Compañía Tierras del Sud Argentino S.A, al Grupo Benetton, al Gobernador del Chubut, Mario Das Neves, y al Estado Nacional Argentino, de cualquier represión desatada sobre las comunidades en proceso de recuperación territorial. Repudiamos enérgicamente la presencia de terratenientes y explotadores como Benetton, verdaderos usurpadores del territorio, así como el accionar represivo del Estado en sus diferentes ámbitos.
-POR TERRITORIO, AUTONOMÍA Y LIBERACIÓN.-
-FUERA TERRATENIENTES, MINERAS, PETROLERAS E HIDROELÉCTRICAS DEL WALL MAPU (TERRITORIO MAPUCHE)-
-LIBERTAD A LOS PRESXS POLÍTICOS MAPUCHE-
-SERÁ JUSTICIA-
-“Todo oprimido tiene derecho a liberarse.”- Francisco Facundo Jones Huala
Unión de Asambleas Patagónicas (U.A.P)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: